Google+ Followers

jueves, 11 de septiembre de 2014

ADICCIÓN AL MIEDO, AL TERROR PSICOLÓGICO.



Y es cierto, una cosa es el miedo y otra el TERROR.

Este Terror se a visto muy utilizado por parte de los cineastas, esas películas que ponen TERROR, o novelas...

"Habitualmente se considera que el autor pionero de esta modalidad fue el gran cuentista norteamericano Edgar Allan Poe, quien a través de relatos como El corazón delator, El hombre de la multitud o El demonio de la perversidad, entre otros, halló un nuevo camino para dejar obsoleta la tradicional novela gótica, con toda su corte de monjas sangrientas y fantasmas encadenados."


Como siempre o generalmente tengo que poner un poco info. científica, esta ves, que ocurre en nuestro cuerpo y nuestro cerebro cuando estamos asustados? artículo sacado de National Geographic.es
                             



El ser humano, desde que tiene conciencia de tal, ha tenido una serie de sentimientos innatos, y uno de ellos, y quizá sea una de las características principales para su supervivencia, siempre ha sido el miedo.

Limitador y beneficioso por igual, el miedo ha sido el culpable de guerras e incultura, y a la vez, inspirador de arte y colaborador para nuestra supervivencia… ¿En qué consiste este impulso humano?

El miedo en su ámbito físico biológico

El miedo se encarga en muchas ocasiones de hacernos conscientes de los peligros externos que nos pueden amenazar, y nuestro organismo los interpreta de la siguiente forma:

Primero los sentidos captan el foco de peligro, pasando a ser interpretado por el cerebro , y de ahí pasa a la acción el sistema límbico. Este se encarga de regular las emociones de lucha, huida, y ante todo, la conservación del individuo. Además de todo esto, también se encarga de la constante revisión de la información dada por los sentidos, incluso cuando dormimos, para poder alertarnos en caso de peligro.
                                                           


Cuando esto ocurre, se activa la amígdala, que se encarga de desencadenar todo el sistema del miedo, y entonces nuestro cuerpo pasa a sufrir las siguientes reacciones:

· Aumento de la presión arterial

· Aumento de la velocidad en el metabolismo

· Aumento de la glucosa en sangre

· Detención de las funciones no esenciales

· Aumento de adrenalina

· Aumento de la tensión muscular

· Apertura de ojos y dilatación de pupilas

En determinados momentos de miedo, puede llegar el pánico, que hará que se desactiven nuestros lóbulos frontales, retroalimentando el miedo y haciendo que se pierda la noción de la magnitud de este y en muchas ocasiones el control sobre la conducta de uno mismo.