Google+ Followers

sábado, 26 de septiembre de 2015

QUÉ ES LO QUE VIO MI PERRITA? (Esto sucedió hoy) REAL

                                               


Por la mañana, como todos los días luego del desayuno, miro en la cama, noticieros por TV en compañía de mis dos perras caniches y un gato. Las imágenes acompañaban el recorrido del Papa Francisco por Filadelfia, haciendo énfasis en algunos de sus discursos.

A solas con tanta espiritualidad, suelo concentrarme en todos los detalles con mis sentidos abiertos y sin condicionamiento alguno. De pronto, la perra mayor de 4 años, se arrima al borde de la cama y comienza a olfatear hacia arriba una y otra vez. Por los movimientos de su cabeza y mirada, aparentaba estar reconociendo algo que yo no veía, pero que se encontraba muy cercano. Esto duró varios minutos, por lo que era demasiado evidente que algo extraño estaba sucediendo. Intenté sacarla de ese estado y fue en vano. Es más, por último, se puso en dos patas y movía sus manitos como suele hacer siempre que saluda a una persona que se se le acerca.

No tengo respuesta alguna para este acontecimiento. Estoy plenamente segura que algo que yo no pude ver, ella lo captó, como es muy común en los animales y cabe aclarar, que no es la primera vez que esto sucede.

Evidentemente nunca estamos solos...Y son ellos, los animales, los que poseen la virtud de percibir presencias o hechos que no entran en nuestras vidas cotidianas. Al igual que los niños, estos fenómenos suelen ser muy recurrentes, si uno presta atención a lo que le rodea. Lo tomé con naturalidad, aunque me intriga no saber qué era lo que "Luna" estaba visualizando. 

miércoles, 23 de septiembre de 2015

"LA TUMBA DE LA FIDELIDAD" O DE "LA DAMA Y EL PERRITO". (Real)


Se conoce con varios nombres una tumba del Cementerio Colón donde descansan los restos de Jeannette Ford Ryder y de su fiel perro Rinti: La Tumba de la Fidelidad, la Dama del perrito o la Tumba de la perrita.
Jeannette Ford Ryder norteamericana (1866-1931) vino a Cuba en 1869 donde fundo Bando de Piedad una organización de beneficencia, con la que realizó una notable labor de caridad hacia la protección de animales domésticos, mujeres desvalidas y viciosas, niños desamparados, huérfanos y pobres en general.
Según la historia, al morir la dama a los 65 años de edad, su fiel perrito Rinti permaneció a los pies de la tumba hasta sucumbir junto a su ama.
Se dice que los empleados dejaron al noble can permanecer en el lugar e incluso le dejaban algo de comer, que el perro rechazaba, hasta finalmente morir de tristeza.

La Tumba de la Fidelidad con los restos de Jeannette Ford Ryder y de su fiel perro Rinti en el Cementerio de Colón.


Posteriormente Bando de Piedad contrato al escultor cubano Fernando Boada quien creo la escultura yacente actual. Es una historia verídica que demuestra el verdadero amor y la fidelidad del perro hacia el ser humano.
La tumba de Jeannette Ford Ryder y de su fiel perro Rinti se encuentran en el Cuartel S.O. en la calle 14 entre H y Fray Jacinto.

ATAÚDES DE MASCOTAS











EL NIÑO ENTERRADO EN LA HACIENDA - LEYENDA

 (Leyenda de la hacienda de Sierra Hermosa, en Villa de Cos. Zac.)

Cuentan en Sierra Hermosa que en un área del interior de lo que era la casa grande de la hacienda se escuchan llantos de niño, llantos de ultratumba. Según se cree, son los llantos de un niño que fue asesinado por su tío y enterrado clandestinamente adentro de la casa. (Leyenda en un blog de Homero Adame.)

El llanto proviene del suelo, abajo del marco de una puerta entre un pasillo y el comedor.Cuentan que hace varios años, los inquilinos de la casa decidieron escarbar en ese punto no para buscar un tesoro, sino para tratar de encontrar los restos del niño y darle cristiana sepultura. Empezaron a escarbar y a menos de un metro de profundidad primero encontraron tubería, que es más reciente, y siguieron escarbando más abajo hasta que encontraron una piedra de cantera, tipo lápida. Todas las personas que estaban escarbando sintieron algo feo y decidieron ya no seguirle. Rociaron la lápida con agua bendita y la volvieron a cubrir.




Los llantos siempre salen de ahí. Por pláticas de antes se sabe que son los llantos de un niño chiquito que era el hijo de doña Manuela Moncada. Ella había fallecido tiempo antes y su hijo quedó bajo la tutela de su tío Francisco.



Este niño iba a ser el heredero de Sierra Hermosa y de otras que habían sido propiedad de doña Manuela. Francisco era entonces el albacea y administrador de todos los bienes de su difunta hermana, y sabía que su sobrino iba a heredar todo esto. Como el niño estaba indefenso, entonces lo desapareció, lo mató a él o lo mandó matar y parece que sí lo sepultaron ahí. Todo hubiera quedado como un misterio sin resolver, pero los llantos de ese niño delatan que sí hubo un asesinato.

lunes, 14 de septiembre de 2015

FRASES DE EDGAR ALLAN POE

                                          


“El ser verdaderamente cercano al corazón del hombre es tomar nuestra lección final en el volumen cerrado con candados de la desesperación”.

“La ciencia no nos ha enseñado aún si la locura es o no lo más sublime de la inteligencia”.

“No es una suposición irracional pensar que, en una vida futura, consideremos un sueño nuestros pensamientos actuales”.

“Cuando un loco parece completamente sensato es ya el momento, en efecto, de ponerle la camisa de fuerza”.

“El único medio de conservar el hombre su libertad es estar siempre dispuesto a morir por ella”.

“La enorme multiplicación de libros, de todas las ramas del conocimiento, es uno de los mayores males de nuestra época”.

“Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche”.

“El demonio del mal es uno de los instintos primeros del corazón humano”.

“En la música es acaso donde el alma se acerca más al gran fin por el que lucha cuando se siente inspirada por el sentimiento poético: la creación de la belleza sobrenatural”.

“El niño conoce el corazón del hombre”.

LA MONA - Leyenda de Bogotá





Se dice que en el año 2004 en una antigua edificación del centro de Bogotá, donde ahora quedan las oficinas de una institución pública, se aparecía una mujer de pelo rubio y gabán negro. Miles de historias se trazan al rededor del fantasma de ‘La mona’, como la bautizaron los vigilantes que una vez las vieron por las cámaras de seguridad.

Un día, uno de ellos se encontraba apagando las luces de cada piso, cuando una mujer se le acercó a decirle que por favor no apagara las del cuarto piso. El vigilante muy atento siguió la orden de la mujer, mientras el otro conserje miraba las cámaras de seguridad con atención.

Cuando bajó quien se encontraba apagando las luces, el encargado de las cámaras le preguntó que porqué no había apagado las del piso cuatro. A lo que él contesto que una amable dama se lo había pedido. El otro se negó a creerle pues argumentaba que en las cámaras el piso se veía solo.

Así, los dos decidieron subir de nuevo, llevándose una gran sorpresa pues la supuesta señora rubia había dejado el recinto. Decidieron ver las cámaras para comprobar por dónde había salido y quedaron pasmados al darse cuenta que durante el recorrido que hicieron, ella siempre los estuvo acompañando.

El tenebroso episodio, que aseguran es de la vida real, quedó grabado en las cámaras de seguridad de la institución y según algunos empelados han entablado conversaciones con la misteriosa mujer. Es el caso de Miguel Ortiz, quien afirmó que le vio la cara y llevaba puesto un labial color rojo pasión.

JOYERÍA GÓTICA











lunes, 7 de septiembre de 2015

LA MEJORÍA DE LA MUERTE


La “Mejoría de la Muerte” es un fenómeno muy curioso y llamativo, desconcertante y agraz. Se habla de este fenómeno cuando un paciente moribundo, experimenta una mejoría relativa y engañosa antes de fallecer. Un instante de alegría antes del terrible final, un epílogo de despedida para sus cercanos antes de partir al más allá. Esta “mejoría” hace pensar que el paciente saldrá de su estado grave y experimentará una recuperación “milagrosa”. Pero no es así. Después de verse lleno de vitalidad y aparentemente sano, el paciente iniciará su camino hacia el más allá, presentando fallas en su organismo, que medicamentos y maniobras no podrán sortear.

Hace poco me tocó ver un paciente, el cual, llevaba luchando muchos años contra una enfermedad, la cual se había tornado crónica. Hace poco, los médicos le comunicaron que ya no se podía hacer más en su caso, por lo cual él y su familia optaron por no continuar más tratamientos a fin de esperar el ocaso en forma tranquila. Un día martes, en la mañana, llegó este paciente al hospital, a “despedirse” de toda la gente que, de una forma u otra, le prestó asistencia y colaboración. Se le veía sereno, repuesto, lúcido, y podía reconocer personas, no así cuando recibió por última vez su tratamiento, en la cual estaba en muy mal estado, casi sin fuerzas, y sin capacidad de responder o reconocer personas o cosas. Bueno, posteriormente, en la tarde de ese mismo día, el paciente había fallecido en su casa.

Esta “mejora” puede ser interpretada como un estertor de energía, de vitalidad, un momento de lucidez, una forma digna de presentarse ante la muerte. Sin embargo, no hay una explicación científica clara; se dice que el cuerpo humano produciría una descarga de endorfinas, que otorgarían una última sensación de bienestar. Es tal esta mejoría, que algunos pacientes incluso retoman algunas actividades normales, reconocen personas (cuando no han sido capaces de hacerlo en su condición de gravedad), e incluso se levantan y caminan, se alimentan, como una persona que no ha estado grave por algún tiempo.

¿Sabrá el enfermo cuando se va a morir? Tal vez la muerte se anuncia a aquel que esté consciente o no, y éste toma un ultimo respiro para despedirse.

Por último, una breve historia, la del canto del cisne. A pesar de que el cisne no canta nunca -lo más emite un ronquido sordo- existe una leyenda antigua que afirma que emite el canto más melodioso como premonición a su propia muerte, según relata Marcial y el poeta Virgilio.