Google+ Followers

miércoles, 5 de noviembre de 2014

EL CHUPACABRAS - ESTE FIN DE SEMANA EN EL NORTE ARGENTINO.

MUERTES MISTERIOSAS DE ANIMALES.

Los puesteros no pudieron explicarse por qué la media docena de perros que cuidaban el rebaño no ladró para advertir a los moradores sobre la presencia de algo extraño.
La familia de Jaime Villalba no sale de su asombro por lo que sucedió a metros de la vivienda donde dormían el cuidador del puesto y su familia. Cuarenta animales caprinos de gran porte fueron muertos con lesiones idénticas que todos presentan a la altura de la garganta.
El puesto de la familia Villalba se ubica a unos 2 kilómetros al norte de Coronel Cornejo y su propietaria tenía pensado vender los chivitos para las fiestas de fin de año. "No sabemos qué pasó pero el sábado, cuando el cuidador se levantó, se dio con que había 16 animales muertos dispersos por el patio, todos con las mismas heridas en el cuello", dijeron, y agregaron: "Durante la noche de la primera tormenta fuerte del viernes yo lo escuché al caschi que lloró y rasguñó la puerta. Ya estaba oscuro y abrí para dejarlo entrar; en eso vi que algo o alguien saltaba el cerco como yendo hacia el monte. Era enorme y muy ágil, tal vez un jaguar. Si fuera un puma con hambre también se los hubieran comido; además, los perros lo hubieran atacado", afirmaron.

                                                             



"Lo extraño es que no hayan balado cuando estaban en peligro, eran casi doscientos animales", dijeron los puesteros a El Tribuno. "No vamos a alarmar a nadie, pero para matar 40 cabras de gran porte, porque no atacaron a las más chicos ni las crías, tiene que ser un animal o criatura poderosa y rápido para atrapar y matar en una pequeña circunferencia a los animales sin que éstos se desbanden y balen de terror", dijeron aún espeluznados por el cuadro de mortandad.

                                                     


Todo el misterio para la familia Villalba tuvo dos episodios, el sábado a la mañana incineró en un pozo los primeros 16 caprinos que aparecieron muertos, sin imaginar que el día domingo otros 24 animales más aparecerían sin vida sobre su guardapatio, con extrañas dentelladas en la garganta pero sin que las heridas provocaran que se desangren, otro detalle que no pasó desapercibido. "Solo una dentellada feroz pudo haber hecho eso", dijeron.
Una guardia armada, para la noche
Nadie se imagina qué pudo haberle sucedido. "Nos quedan varios animales aún, así que vamos a hacer una guardia toda la noche para saber qué es lo que los atacó tan silenciosamente, si es un animal le damos de comer plomo", dijo uno de los cuidadores.

                                                         

"Descartamos que sean perros o animales salvajes. Quizás sea alguna persona que no nos quiere o alguna almita o sino es un predador. Es la primera vez que nos sucede algo así tan aterrador", dijo ayer la propietaria de la majada diezmada"
                                                           
                                                      
(El chupacabras, ha dejado de ser un mito y/o leyenda en toda latino América y parte de Europa. Aunque estos hechos también se los relacionan con el mundo de lo extraterrestre, la ciencia aun a pesar de tantos acontecimientos contundentes, sigue investigando dentro de un gran abanico de hipótesis. Las imágenes del bebé de chupacabras, son fotos reales de museo)